La Andropausia comienza casi siempre entre los 40 y los 50 años de edad en los hombres. Por eso su nombre: “Andros” que quiere decir varón, y “Pausia” que quiere decir pausa o detenimiento.

En realidad la Andropausia es un término analógico con la Menopausia, pues se da a la misma edad, y los síntomas son muy similares: la falta de apetito, la falta de sueño, la falta de libido, y los cambios abruptos en el estado de ánimo. Existen otros síntomas más serios, como la disminución en la fuerza muscular y la falta de calcio en los huesos.

En el caso de la Menopausia, la mujer detiene por completo la ovulación, y por consiguiente, se detiene por completo la producción de progesterona y la formación de estrógenos.

En cambio en el hombre, en el caso de la Andropausia, cuyo nombre correcto es el de Hipogonadismo, la producción de testosterona no se va a detener; simplemente va a disminuir a un nivel considerable, en el que puede suscitarse una disfunción eréctil, y todos los demás problemas hormonales ya mencionados, que también incluyen problemas cardiovasculares, tiroideos y glucémicos.

Todos éstos problemas en el hombre son producidos por una vida irresponsable en el ámbito de la alimentación y de los hábitos cotidianos para el cuidado del cuerpo; como lo son el exceso en el consumo de alcohol y tabaco, el exceso en el consumo calórico y de azúcares, la vida sedentaria y el exceso de estrés. A diferencia con la Menopausia en la mujer, que es un proceso biológico natural.

Por su parte la mujer vive éste proceso hormonal intenso por alrededor quince años, y al término se instala en la tercera edad sin ningún padecimiento póstumo considerable a causa de la Menopausia; pero el hombre en cambio, si no mejora sus hábitos, los problemas de hipogonadismo irán complicando y agraviando progresivamente el metabolismo hasta dejar el cuerpo y la mente en un estado deplorable.

La Andropausia aunque puede generarse a nivel gonádico local, es muy común que se origine en el cerebro; ya que la generación de testosterona es un procedimiento sexual, los estímulos provienen del cerebro, en la parte de la hipófisis que se encuentra en el hipocampo.

Por esto mismo se gestan conflictos afectivos y emocionales, ya que el sistema límbico donde se estimulan los sentimientos y las emociones, es en donde se producen las señales y los agentes químicos que conectan la sinapsis hacia la región genital.

Las cuestiones sexuales siempre van conectadas a las situaciones afectivas en el ser humano; por tanto es importante entender la importancia que tienen las relaciones humanas en nuestra salud.

Es muy importante sentirnos cómodos con nuestra pareja y con nuestras amistades. Convivir con personas tóxicas nos perjudica profundamente la salud.

Las situaciones de estrés deben resolverse. No siempre podemos abandonar nuestro trabajo, pero muchas veces solemos acostumbrarnos a la zona de descomfort.

Los problemas que nos abruman, los adoptamos con resignación en nuestra vida, en lugar de resolverlos. Cultivemos entonces la esperanza, y la realización de nuestros ideales. Hagamos de nuestra vida un arte, lleno de cosas buenas, tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente y nuestras emociones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest