La andropausia es un mal que se suscita comúnmente en los varones adultos de entre los 40 y los 50 años de edad. Los primeros síntomas que se presentan son:

  • La falta de apetito sexual
  • Episodios depresivos
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Debilitamiento muscular
  • Fragilidad ósea.

Al cabo de un tiempo puede derivar en la disfunción eréctil y problemas cardiovasculares y tiroidales.

Todos estos síntomas de la andropausia son producidos por la insuficiencia en el suministro metabólico de testosterona.

Las gónadas en los testículos comienzan a producir menos testosterona.

Este fenómeno en realidad se denomina como Hipogonadismo, y puede suceder en cualquier etapa de la vida del varón.

Sin embargo, el término coloquial de andropausia denomina principalmente la etapa de la vida madura del hombre, contemporánea a la de la menopausia de la mujer, en la que los síntomas de comportamiento son muy similares.

La depresión, la histeria, los cambios de humor repentinos, la irritabilidad, la falta de lívido; que a su vez se suma a la etapa existencial en la que se ha llegado a la mitad de la existencia humana.

Sin embargo en el caso de la andropausia la testosterona sigue suministrándose, mientras que en el de la menopausia, la producción progesterona y de estrógenos se detiene por completo.

El hombre puede reproducirse durante toda su vida, mientras que la mujer termina su fertilidad con la menopausia.

La andropausia por su cuenta, puede eliminarse. Con un tratamiento médico y los cuidados esenciales, el suministro de testosterona puede volver a su nivel adecuado, y la vida del varón restablecerse, incluyendo su fuerza muscular y la calidad de sus huesos.

Existen también problemas de pérdida de la memoria y deficiencias en el sentido de orientación espacial.

Es un problema que no sucede al azar comúnmente; aunque puede ser un caso de gestación congénito.

Pero lo que es en la mayoría de los casos, la andropausia sucede como efecto de malos hábitos nutrimentales y conductuales.

Hablando de exposición al estrés excesivo producido por jornadas de trabajo, falta de descanso y excesos de alimentos abundantes en azúcar y abuso en el consumo del alcohol y el tabaco.

La diabetes, la hipertensión y la obesidad son fáciles vectores para el padecimiento del Hipogonadismo ya explicado.

La andropausia es una llamado para despertar, y cambiar nuestros hábitos de vida.

Justo cuando la vida está llegando a la mitad, viene éste problema, para que nos planteemos de qué manera vamos a vivir de ahora en adelante, y de qué manera pretendemos llegar a la vejez.

Queremos una vida saludable, o queremos terminar conectados a una máquina, y sufrir una muerte vergonzosa y lenta.

Qué es lo que queremos de nuestras vidas. De qué manera podríamos vivir en un estado de tranquilidad y de alegría.

Es el momento de eliminar los hábitos que nos han traído hasta éste estado de salud y comenzar a llenarnos de todo lo positivo.

Las personas tóxicas de nuestra vida tienen que salir; las actividades que no nos gustan, tenemos que irlas substituyendo poco a poco, para podernos librar de ellas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest