Andropausia y Depresión

La andropausia está directamente relacionada con la depresión. Existen una variedad de síntomas que experimentan los hombres alrededor de los 40 o 50 años debido a bajos niveles de testosterona, tales como pérdida de la libido, falta de energía y aumento de peso entre otros síntomas comunes.

Los hombres que atraviesan la andropausia se ven afectados tanto física como mental y emocionalmente, y si no se realiza un tratamiento adecuado puede verse deteriorada profundamente la calidad de vida de los mismos.

Si bien la andropausia en el hombre es similar a la menopausia en la mujer, hay que destacar que no son iguales. A pesar de que afectan aproximadamente a la misma edad y se presentan con síntomas similares, la andropausia no es el equivalente exacto de la menopausia.

La principal diferencia radica en que cuando la mujer alcanza la menopausia su sistema reproductor se apaga por completo y ya no es capaz de menstruar ni de tener hijos. En cambio el hombre mantiene su capacidad de reproducirse aún en la andropausia.

La andropausia es causada por una reducción lenta y constante de la producción de testosterona. En el hombre los niveles bajos de testosterona pueden causar muchos de los síntomas depresivos, como por ejemplo una indiferencia general a los eventos que los rodean, irritabilidad extrema, dificultad para concentrarse y pérdida de la memoria. Como consecuencia de estos síntomas se produce una visión de la vida negativa que empeora aún más la situación.

El hombre que atraviesa la andropausia se ve en la incapacidad de hacer muchas de las actividades que antes realizaba plenamente. También se ven afectados los niveles de energía, los cuales disminuyen bruscamente, y se produce un desinterés por las actividades que antes se disfrutaban. Todo esto lleva a que lo cotidiano (el trabajo, la familia, los amigos) se vuelva una carga.

¿Cómo reconocer si estoy deprimido?

Si bien existen algunos síntomas comunes en aquellas personas que padecen depresión, hay que destacar que no todas las personas experimentan los mismos síntomas. La frecuencia, duración y gravedad varían de acuerdo al tipo de depresión que afecta a la persona.

Sin embargo, según el DSM-IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, una publicación de la Asociación Americana de Psiquiatra, utilizada por los profesionales de la salud mental para diagnosticar los trastornos mentales) existen algunos síntomas característicos que pueden ser identificados.

Según el DSM-IV una persona sufre depresión cuando ha experimentado por el lapso de al menos dos semanas cinco o más de los siguientes síntomas:

  • Estado de Ánimo depresivo y persistente.
  • Agitación o enlentecimiento psicomotores.
  • Insomnio e hipersomnia.
  • Pérdida del apetito y del peso o comer en exceso y aumento de peso.
  • Dificultad para tomar decisiones y para concentrarse.
  • Pérdida del placer por las actividades que antes disfrutaba.
  • Disminución de la energí­a y desgano.
  • Sentimientos de culpa e inutilidad.
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Existen una variedad de pruebas a disposición de los profesionales de la salud mental para determinar si una persona sufre de depresión, además se observan los comportamientos, la tendencia y los hábitos y se le pregunta al paciente si tiene antecedentes familiares de trastornos depresivos.

Es muy común que los hombres tiendan a negar que puedan estar deprimidos, ya que esta situación se percibe como un signo de debilidad, pero lo cierto es que la depresión es uno de los sí­ntomas más comunes asociado con los niveles bajos de testosterona, por lo que es necesario tomar consciencia de la gravedad de esta enfermedad  y realizar un tratamiento oportuno.

Existen datos que apoyan que la depresión debe ser tomada como un problema importante. Por ejemplo, el 80% de los suicidios en los Estados Unidos los cometen hombres con estados depresivos. Pero es aún más importante destacar que la tasa de suicido masculino es mayor durante los años de la andropausia. Por este motivo si sospechas que puedes estar sufriendo depresión es importante que busques el consejo de un profesional de la salud.

Tratamiento de la depresión en la andropausia

Si la depresión se ha producido por la disminución en los niveles de testosterona, la terapia de sustitución de testosterona puede aliviar los síntomas. A menudo se prescriben antidepresivos, como así­ también psicoterapia, con el objeto de aliviar los síntomas depresivos.

Algunos consejos para lidiar con la depresión durante la andropausia

  • En primera instancia es importante que visites a un profesional y le comentes los síntomas que has tenido. Recuerda que cuanto antes comiences un  tratamiento adecuado más rápido podrás mejorar tu calidad de vida y volver a disfrutar de la misma.
  • Es importante que realices ejercicio diariamente. Es necesario hacer ejercicio para mantener tu tasa metabólica y quemar las calorías excesivas. También te ayudará a liberar endorfinas, las cuales mejoran tu estado de ánimo y reduce el estado depresivo.
  • Intenta no consumir cafeína.
  • Lleva una dieta bien balanceada. 
  • Realiza las actividades que antes disfrutabas como jugar a la pelota, salir con amigos, ir al cine o tener algún hobby.
  • Reduce el nivel de estrés. El estrés agrava el desequilibrio hormonal. Peor aún debilita tu sistema inmune y te vuelves más propenso a diversas enfermedades. Ten en cuenta que a medida que envejeces tu sistema inmune se debilita.
  • Duerme bien. Una persona adulta debe dormir entre 6 y 8 horas al díaLos estudios demuestran que el hacerlo te ayudará a perder peso. También es necesario para mantener las funciones normales del cuerpo y mantener las habilidades motoras y mentales en buen estado.
  • Procura mantener una red de  amigos y familiares que te levante el ánimo cuando más lo necesites.
  • Debes aceptar que la andropausia es una parte del envejecimiento. Cuando lo aceptes podrás iniciar un tratamiento y mejorar tu calidad de vida.
  • Trata de no tomar decisiones importantes (como casarte, divorciarte o cambiar de empleo) hasta que te sientas mejor y puedas pensar con claridad. Pero si debes tomar decisiones procura hablarlas con personas de confianza, que te conozcan y vean la situación con objetividad.
  • Ten una actitud optimista, este es la mejor manera de luchar contra la andropausia y la depresión. Actualmente existen tratamientos eficaces para contrarrestarlas, por lo que lo único que debes hacer es visitar a tu médico y él te indicará que tipo de tratamiento es el apropiado para ti.

Quizás también te interese:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest