Significado de andropausia

Significado de andropausia

Andropausia proviene del griego (“andros” = hombre; “pausia”= cese o pausa). Es decir pausa en el funcionamiento de las funciones masculinas.

La disminución en la producción de Testosterona (que es lo que le da la masculinidad a nuestro género) ya que sin testosterona no podemos ejercer nuestra masculinidad.

Nuestros músculos no embarnecen, ni se endurecen nuestros huesos. Nuestro aparato sexual no crece lo suficiente ni puede mantenerse erguido. Tampoco podemos cumplir con nuestra función reproductora al no producir semen ni espermatozoides en nuestros testículos.

La Andropausia comienza casi siempre a los 40 años. No a todos los hombres le sucede, pero a quienes si, les comienza alrededor de ésta edad.

El diagnóstico de la andropausia se obtiene de un examen de sangre, para evaluar los niveles de testosterona; pero también en base a las reacciones emocionales inusuales en el hombre: manifestaciones histéricas muy similares a las que las mujeres presentan durante la menopausia.

La andropausia es un problema que se suscita cuando nuestras gónadas disminuyen la producción de testosterona, y a consecuencia nuestro cuerpo comienza a colapsarse.

El sistema endócrino de nuestro cuerpo es un tema que pocos exploramos, hasta que comienzan a suceder cosas que nos asustan o que ponen en peligro la estabilidad de nuestras relaciones.

Los cambios de humor repentinos, los estados depresivos, los problemas cardiovasculares y el incremento de peso son unos cuantos de los problemas que la falta de testosterona producen.

Los tratamientos muchas veces se limitan solamente a suministrar testosterona hasta el nivel adecuado.

En general el término de andropausia no define exactamente un diagnóstico, pues es en realidad, un término coloquial.

A diferencia de la menopausia de las mujeres, la andropausia en el hombre no es un proceso hormonal por el que todos los hombres tenemos que pasar.

Es muy fácil que se de con la edad, pero no siempre sucede. La Andropausia es una deficiencia en la salud, mientras que la menopausia es parte del proceso biológico en la mujer.

La andropausia es en realidad un cuadro clínico denominado como Hipogonadismo, que es precisamente la baja emisión en las funciones de las gónadas en los testículos. Así comenzando por el bajo conteo de espermatozoides y de testosterona. Reduciendo el apetito sexual y ocasionando alteraciones en el estado de ánimo.

La SHGB Globulina transportadora de la hormona sexual, al estar más ligera de carga hormonal, su viaje por el torrente sanguíneo se acelera, y por consiguiente irriga todavía menos en cada punto. Así que la situación empeora.

Muchos problemas se incrementan en éste sentido cuando hallamos que hay presión arterial alta, y también cuando hay diabetes.

Estos trastornos obedecen en un gran porcentaje al ritmo de vida que llevamos los hombres. Una vida llena de obligaciones y de presiones en el trabajo, adjuntas a frustraciones y fugas de dinero, nos altera las funciones cardiacas y por otro lado descompone nuestros hábitos alimenticios por fugas emocionales hacia los excesos, tanto de calorías, azúcares, como el consumo excesivo de alcohol y otras drogas, propiciando más problemas en la familia, y más crisis que se reforzarán con las disfunciones sexuales, llevando al hartazgo a la pareja.

Todo puede solucionarse con un buen tratamiento médico, y una vida saludable sin excesos.

 

Climaterio masculino

Climaterio masculino

Cuando pasamos los cuarenta años de edad, tanto hombres como mujeres, entramos en la Crisis de la Edad Madura. Tenemos cambios en nuestra vida muy drásticos.

Nos damos cuenta de que ya pasó la mitad de nuestra vida, y de todas las cosas que quisiéramos hacer, que tal vez la edad ya no nos lo permita, o que tal vez tenemos un segundo aire que nos puede llevar hasta donde nosotros queramos si le ponemos el entusiasmo y el trabajo que se necesita.

Sin embargo hay algo en el fondo que no termina de satisfacernos, que no termina de dejarnos en paz, y que nos hace sentir cansados y abatidos hasta cierto nivel.

Si te enojas por todo y por nada; tienes noches de insomnio y estados depresivos constantes sin razón, probablemente estés entrando al Climaterio Masculino o Andropausia.

Sin embargo cabe aclarar que el Climaterio Masculino realmente no existe, es una invención pura que define problemas similares a los que tienen las mujeres cuando llegan a la Menopausia, pero la realidad es que a nosotros los hombres no nos pasa lo mismo que a ellas.

Nuestra condición simplemente obedece a una baja en la producción de la testosterona, que a diferencia de las mujeres, puede reavivarse a través de un tratamiento para la andropausia estricto y de un cambio radical en nuestros hábitos.

Los hombres, a diferencia de las mujeres podemos reproducirnos hasta los cien años de edad, y nunca terminamos de ser sexualmente funcionales.

La andropausia, que en realidad se se llama Hipogonadismo o Deficiencia en la Producción de Testosterona, es en sí un problema de salud que podemos atribuírselo a la edad, pero que de cualquier modo puede tratarse exitosamente mediante un tratamiento médico.

 

Todo comienza con la falta de interés por ir al médico y hacernos un chequeo general.

Suele suceder que casi siempre acudimos a un doctor cuando ya los problemas han sobrepasado nuestra capacidad para tolerarlos, y comienzan a desestabilizar nuestra vida.

Muchos de nosotros movidos por la desesperación hacemos cosas a ésta edad que no tendríamos que hacer si tuviésemos la información adecuada de manera oportuna.

Es importante realizarse un chequeo hormonal ya que con la andropausia estamos pasando por un problema de salud principalmente. Lo cierto es que necesitamos un tratamiento de testosterona supervisado por un doctor.

La andropausia es una etapa de la vida, pero también puede volverse un problema de salud pero que afortunadamente puede tratarse.

No te desanimes y atiéndete. No está de más ir al psicólogo ni está demás tampoco cambiar tus hábitos de alimentación. Visita a tu médico de confianza.

 

 

¿Qué es la andropausia en el hombre?

¿Qué es la andropausia en el hombre?

La andropausia es un trastorno integral biológico y emocional, que se presenta en el hombre cuando llega a la edad de la madurez, entre los 40 y los 50 años de edad.

La parte biológica es la más objetiva de detectar con el hecho simple de que la secreción de testosterona está disminuyendo considerablemente, todo el trastorno subsiguiente proviene de éste simple hecho.

Lo necesario es simplemente suministrar artificialmente ésta hormona, ya que las gónadas en los testículos la han dejado de producir en la suficiente proporción para cubrir todas las funciones enzimáticas de nuestro metabolismo.

Por eso vienen problemas cardiovasculares, debilitamiento de los músculos y de los huesos, aunados a la disfunción eréctil.

Al ser una hormona enteramente sexual, para su producción se requiere de un estímulo en los centros afectivos del cerebro situados en la glándula hipófisis del hipocampo. De aquí los problemas en las emociones y las variaciones repentinas en el estado de ánimo.

Todos éstos síntomas pueden darse a cualquier edad en el varón, ya que el hipogonadismo (disminución en la secreción de las gónadas) puede darse desde el primer estado de desarrollo embrionario, en la infancia, la adolescencia y hasta la vejez. Es decir que puede pasar en cualquier etapa de la vida.

Pero al suscitarse cuando más comúnmente ocurre, que es de los 40 a los 50 años, se conjunta con otra serie de cuestionamientos existenciales en el ser humanos, lo cuál propicia una fuerte crisis que puede llevarnos a desatar tempestades en nuestro entorno.

Muchos hombres cometen suicidio en éstas edades. Los infartos son más comunes también en ésta etapa de la vida, así como los brotes de diabetes.

Muchos otros comienzan a excederse en el consumo de estupefacientes y enervantes, así como de drogas recreativas y de alcohol, a manera de fuga de un conflicto emocional que se ven incapaces de solucionar.

La psicoterapia no es una mala idea, adjunta a cambios en nuestros hábitos alimenticios y recreativos. La unidad con la familia puede ser crucial para desesterarse del ajetreo de la rutina laboral.

Nuestra alimentación es muy importante también. Cuidar los niveles de colesterol y de triglicéridos nos facilitará mantenernos en nuestro peso.

El tratamiento de sustitución hormonal y suministro de testosterona implica ciertos riesgos como lo es el cáncer te próstata.

Por eso es también bueno buscar tratamientos alternativos. Alimentos con zinc y la vitamina D pueden facilitar la producción de testosterona; así como la eliminación de la azúcar.

¿Qué es la andropausia? Síntomas y diagnóstico

¿Qué es la andropausia? Síntomas y diagnóstico

La andropausia es una condición hormonal en el hombre equivalente a lo que en las mujeres se denomina como la menopausia; sin embargo no es exactamente igual.

La mujer, por un lado, tiene su climaterio (la menopausia), implicando que ya no puede tener más descendencia.

El hombre por su parte, aunque va perdiendo potencia sexual, su situación no tiene que ser definitiva.

La problemática sexual en el hombre se simplifica en la capacidad para mantener una erección, y la reproductiva, en la producción de espermatozoides.

Todo esto no depende estrictamente de la edad, y tampoco le sucede a todos los hombres.

Muchos hombres llegan a los 70 años de edad con todas sus funciones y capacidades reproductoras en perfecto desempeño.

El término andropausia no es científico en realidad. La deficiencia en producción de testosterona no está forzosamente vinculada con la edad; la pérdida hormonal no es total, sino sólo deficiente, y las causas que lo detonan pueden variar, a diferencia con la menopausia en las mujeres.

Un término muy atinado para definir el problema es el de “hipogonadismo”, que define la deficiencia de testosterona y la producción reducida de espermatozoides.

Puede ser debido a un problema originado tanto en los testículos, como en el cerebro en la glándula hipófisis situada en el hipotálamo.

Una de las causas para cualquier tipo de problema fisiológico u hormonal siempre será la vejez; pero en el caso de la deficiencia en la secreción de testosterona, también puede haber detonantes de naturaleza congénita.

Puede darse, en muchos casos por la influencia temporal de otras enfermedades, que afectando los centros receptores de las hormonas, generarán deficiencias enzimáticas y resistencia en los emisores andrógenos.

En intervenciones quirúrgicas de amputación testicular éste fenómeno resulta frecuente: con todo y que un solo testículo puede producir suficiente testosterona, muchos pacientes experimentan bajas significativas en su producción hormonal.

En el caso de ser congénito; durante el desarrollo embrionario, la ausencia completa de testosterona puede producir genitales masculinos con forma de genitales femeninos, micro-falo o testículos no descendidos.

Cuando la testosterona es insuficiente en los niños o adolescentes se puede observar una pubertad retrasada, deficiencia en el desarrollo de los genitales y carencia de vello púbico entre otros problemas, dependiendo de la gravedad en la deficiencia del suministro hormonal.

En los adultos, se le llama andropausia; al detectar pérdida de apetito sexual,  disfunción eréctil, producción seminal escasa y cambios drásticos en el estado de ánimo; pero el peligro principal se da en las demás funciones, biológicas y cognitivas:

La grasa corporal aumenta; los huesos se debilitan; la masa muscular se reduce; el sistema cardiovascular comienza a presentar fallas; las funciones psicomotrices se entorpecen y la memoria, el sentido de la orientación y el sueño se desestabilizan.

Pero la andropausia es más un problema que una condición permanente, como en el caso de la menopausia en la mujer. Es en realidad hipogonadismo, y puede suscitarse en el hombre a cualquier edad, o no suscitarse en absoluto, además de que se arregla con tratamiento.

El diagnóstico de la andropausia se determina después de evaluar las concentraciones hormonales, y los tratamientos pueden variar; pero el más común, es el de administrar la suficiente dosis de Testosterona.

 

Definición de Andropausia

Definición de Andropausia

Andropausia es una disfunción hormonal masculina en la que la producción de testosterona baja considerablemente, ocasionando distintos trastornos; entre ellos, la disfunción eréctil y la esterilidad, aunado a la falta de apetito sexual.

Otros trastornos que se suscita por ésta falla son: el debilitamiento del tejido óseo y muscular, incremento en la acumulación de grasa corporal, y cambios abruptos en el estado de ánimo, frecuentes.

El término etimológico “andros” significa varón, y “pausia” significa cese o pausa. En realidad no es esto lo que sucede pues la producción de Testosterona nunca se detiene. Disminuye mucho pero no se detiene.

El nombre más adecuado para ésta falla endócrina es el de Hipogonadismo, pues la producción de Testosterona se gesta en las gónadas, que están situadas en los testículos.

Sin embargo el Hipogonadismo no está limitado con la edad. Puede ser un mal congénito generado desde el primer semestre de gestación embriónica.

El término coloquial de Andropausia es únicamente utilizado cuando se presenta el Hipogonadismo a la edad de 40 o 50 años, que es también la edad en la que comúnmente les sucede la Menopausia a las mujeres, por eso el nombre.

Este proceso, tiene sus propios pormenores cuando sucede en ésta época de la vida de un hombre, pues va por la mitad de su vida, y sucede adjunta a muchos cuestionamientos en la mente del hombre, en cuestión a la juventud, y a los logros personales.

Lo que queda por vivir, y las cosas que tal vez demanden muchísimo más esfuerzo lograr de lo que antes implicaban. Todos ésos miedos e interrogantes aunados a una pérdida del ánimo y del entusiasmo de lucha, en medio de la ignorancia con respecto a lo que está sucediendo en nuestro cuerpo, produce una crisis. La crisis de la edad madura.

Podemos estar seguros de que ésta crisis es un espejismo cuando logramos separar las cosas, y vemos que lo que necesitamos primero que nada es un chequeo con nuestro endocrinólogo especialista, para que nos componga de éste mal, y vuelvan nuestros niveles energéticos a su lugar, para encontrarnos que todavía la vejez no ha llegado.

Lo que si es muy importante es cambiar nuestros hábitos sedentarios de vida; dejar de enfocarnos únicamente en el consumo y en el dinero. Darle su lugar a varias actividades urgentes de llenar en nuestra vida.

Evitar los excesos y conquistar metas, tanto deportivas como espirituales.

Es un 30% de la población del sexo masculino entre los 40 y los 50 años de edad, la que suele padecer éste mal; pero es importante incluir también los porcentajes de diabetes y de presión alta en los hombres de nuestra sociedad, pues en su mayoría es en quienes se da más frecuentemente la deficiencia en la producción de testosterona.

Así que, si crees presentar alguno de los síntomas; considera hacerte un estudio médico, y obtener un diagnóstico potencial en donde puedas discutir los posibles síntomas con tu médico.

Mientras más pronto lo hagas, más pronto podrás regresar a tu estado óptimo y disfrutar de ésta tan mágica etapa de tu vida.

Andropausia masculina

Andropausia masculina

La andropausia es un mal que se suscita comúnmente en los varones adultos de entre los 40 y los 50 años de edad. Los primeros síntomas que se presentan son:

  • La falta de apetito sexual
  • Episodios depresivos
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Debilitamiento muscular
  • Fragilidad ósea.

Al cabo de un tiempo puede derivar en la disfunción eréctil y problemas cardiovasculares y tiroidales.

Todos estos síntomas de la andropausia son producidos por la insuficiencia en el suministro metabólico de testosterona.

Las gónadas en los testículos comienzan a producir menos testosterona.

Este fenómeno en realidad se denomina como Hipogonadismo, y puede suceder en cualquier etapa de la vida del varón.

Sin embargo, el término coloquial de andropausia denomina principalmente la etapa de la vida madura del hombre, contemporánea a la de la menopausia de la mujer, en la que los síntomas de comportamiento son muy similares.

La depresión, la histeria, los cambios de humor repentinos, la irritabilidad, la falta de lívido; que a su vez se suma a la etapa existencial en la que se ha llegado a la mitad de la existencia humana.

Sin embargo en el caso de la andropausia la testosterona sigue suministrándose, mientras que en el de la menopausia, la producción progesterona y de estrógenos se detiene por completo.

El hombre puede reproducirse durante toda su vida, mientras que la mujer termina su fertilidad con la menopausia.

La andropausia por su cuenta, puede eliminarse. Con un tratamiento médico y los cuidados esenciales, el suministro de testosterona puede volver a su nivel adecuado, y la vida del varón restablecerse, incluyendo su fuerza muscular y la calidad de sus huesos.

Existen también problemas de pérdida de la memoria y deficiencias en el sentido de orientación espacial.

Es un problema que no sucede al azar comúnmente; aunque puede ser un caso de gestación congénito.

Pero lo que es en la mayoría de los casos, la andropausia sucede como efecto de malos hábitos nutrimentales y conductuales.

Hablando de exposición al estrés excesivo producido por jornadas de trabajo, falta de descanso y excesos de alimentos abundantes en azúcar y abuso en el consumo del alcohol y el tabaco.

La diabetes, la hipertensión y la obesidad son fáciles vectores para el padecimiento del Hipogonadismo ya explicado.

La andropausia es una llamado para despertar, y cambiar nuestros hábitos de vida.

Justo cuando la vida está llegando a la mitad, viene éste problema, para que nos planteemos de qué manera vamos a vivir de ahora en adelante, y de qué manera pretendemos llegar a la vejez.

Queremos una vida saludable, o queremos terminar conectados a una máquina, y sufrir una muerte vergonzosa y lenta.

Qué es lo que queremos de nuestras vidas. De qué manera podríamos vivir en un estado de tranquilidad y de alegría.

Es el momento de eliminar los hábitos que nos han traído hasta éste estado de salud y comenzar a llenarnos de todo lo positivo.

Las personas tóxicas de nuestra vida tienen que salir; las actividades que no nos gustan, tenemos que irlas substituyendo poco a poco, para podernos librar de ellas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest