La andropausia es un mal que se suscita comúnmente en los varones adultos de entre los 40 y los 50 años de edad. Los primeros síntomas que se presentan son:

  • La falta de apetito sexual
  • Episodios depresivos
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Debilitamiento muscular
  • Fragilidad ósea.

Al cabo de un tiempo puede derivar en la disfunción eréctil y problemas cardiovasculares y tiroidales.

Todos estos síntomas de la andropausia son producidos por la insuficiencia en el suministro metabólico de testosterona.

Las gónadas en los testículos comienzan a producir menos testosterona.

Este fenómeno en realidad se denomina como Hipogonadismo, y puede suceder en cualquier etapa de la vida del varón.

Sin embargo, el término coloquial de andropausia denomina principalmente la etapa de la vida madura del hombre, contemporánea a la de la menopausia de la mujer, en la que los síntomas de comportamiento son muy similares.

La depresión, la histeria, los cambios de humor repentinos, la irritabilidad, la falta de lívido; que a su vez se suma a la etapa existencial en la que se ha llegado a la mitad de la existencia humana.

Sin embargo en el caso de la andropausia la testosterona sigue suministrándose, mientras que en el de la menopausia, la producción progesterona y de estrógenos se detiene por completo.

Artículo Relacionado 👉  Andropausia: ¿A qué edad comienza? ✔ ™ [Actualizado 2.019]

El hombre puede reproducirse durante toda su vida, mientras que la mujer termina su fertilidad con la menopausia.

La andropausia por su cuenta, puede eliminarse. Con un tratamiento médico y los cuidados esenciales, el suministro de testosterona puede volver a su nivel adecuado, y la vida del varón restablecerse, incluyendo su fuerza muscular y la calidad de sus huesos.

Existen también problemas de pérdida de la memoria y deficiencias en el sentido de orientación espacial.

Es un problema que no sucede al azar comúnmente; aunque puede ser un caso de gestación congénito.

Pero lo que es en la mayoría de los casos, la andropausia sucede como efecto de malos hábitos nutricionales y conductuales.

Hablando de exposición al estrés excesivo producido por jornadas de trabajo, falta de descanso y excesos de alimentos abundantes en azúcar y abuso en el consumo del alcohol y el tabaco.

La diabetes, la hipertensión y la obesidad son fáciles vectores para el padecimiento del Hipogonadismo ya explicado.

La andropausia es una llamado para despertar, y cambiar nuestros hábitos de vida.

Justo cuando la vida está llegando a la mitad, viene éste problema, para que nos planteemos de qué manera vamos a vivir de ahora en adelante, y de qué manera pretendemos llegar a la vejez.

Artículo Relacionado 👉  Andropausia: la menopausia masculina ▷ [Actualizado 2.019]

Queremos una vida saludable, o queremos terminar conectados a una máquina, y sufrir una muerte vergonzosa y lenta.

Qué es lo que queremos de nuestras vidas. De qué manera podríamos vivir en un estado de tranquilidad y de alegría.

Es el momento de eliminar los hábitos que nos han traído hasta éste estado de salud y comenzar a llenarnos de todo lo positivo.

Las personas tóxicas de nuestra vida tienen que salir; las actividades que no nos gustan, tenemos que irlas substituyendo poco a poco, para podernos librar de ellas.

 

Quizás también te interese:

 

Si te ha sido de utilidad este artículo compártelo en tus redes sociales favoritas, para hacerlo llegar a más personas... Muchas gracias 😉
Don`t copy text!