Cirugía urológica: ¿En qué consiste la cirugía urológica adulta?

Cirugía urológica adulta

La cirugía urológica adulta es una subespecialidad de la medicina dentro de la urología que se encarga del diagnóstico y tratamiento quirúrgico de enfermedades relacionadas con el sistema urinario, incluyendo los riñones, vejiga y próstata.

Esto significa que puede ayudar a las personas con problemas comunes como cálculos renales o incontinencia urinaria.

En este artículo queremos contarte todo sobre la cirugía urológica: qué es, qué debes tener en cuenta antes de realizarte una cirugía urológica y cuáles son los tipos de cirugías urológicas más comunes. Acompáñanos…

¿Qué verás en este artículo?
  1. ¿En qué consiste la cirugía urológica?
  2. Cirugías urológicas mayores más comunes
  3. Antes de la cirugía urológica
  4. Conclusión: Cirugía urológica

¿En qué consiste la cirugía urológica?

En qué consiste

La cirugía urológica es un campo médico relativamente nuevo pero cada vez más importante para mejorar nuestra salud general.

Los avances tecnológicos han permitido a los profesionales realizar procedimientos quirúrgicos menores sin tener que recurrir al uso extenso de anestésicos generales u hospitalización prolongada para pacientes adultos mayores e incluso niños pequeños.

Estas innovaciones han reducido considerablemente el tiempo necesario para recuperarse después del procedimiento quirúrgico, así como para minimizar los trastornos secundarios desagradables asociados con él.

Además, muchas operaciones que antiguamente requerían una incisión abierta ahora se pueden realizar mediante la laparotomía (la inserción de instrumentos en el abdomen a través de la piel).

Mira también:Mejores urólogos en Cd Juárez Chihuahua8 mejores urólogos en Cd Juárez Chihuahua: Encuentra los mejores profesionales en el área

Esto se ha convertido en una realidad gracias al avance en los procedimientos endoscópicos aplicable a los problemas urológicos y su efectividad para la solución de problemas comunes como las infecciones crónicas causadas por bacterias resistentes a antibióticos o litiasis renal (piedras renales).

Cirugías urológicas mayores más comunes

Cirugías urológicas mayores más comunes

Algunos de los procedimientos quirúrgicos realizados en adultos son:

RTU de próstata

La resección transuretral de próstata (RTU) es un procedimiento quirúrgico utilizado para tratar problemas urinarios relacionados con el agrandamiento benigno de la próstata (BPH).

Esta condición también conocida como hiperplasia prostática benigna, se produce cuando el tejido de la próstata se agranda y obstruye parcialmente el flujo de orina a través de la uretra.

La resección transuretral de próstata se realiza para eliminar el tejido agrandado de la próstata y mejorar el flujo de orina.

Durante el procedimiento, el cirujano inserta una sonda fina llamada resectoscopio a través de la uretra hasta la próstata. La sonda está equipada con una cuchilla o un láser para eliminar el tejido agrandado.

La cirugía generalmente se realiza bajo anestesia general, aunque algunos pacientes pueden recibir anestesia epidural o un sedante para ayudar a relajar los músculos de la vejiga.

Mira también:¿Qué es la cirugía láser HoLEP de próstata?¿Qué es la cirugía láser HoLEP de próstata?

Después de la cirugía, los pacientes generalmente se recuperan en una clínica de cuidados ambulatorios durante algunas horas hasta que puedan regresar a casa.

Los efectos secundarios pueden incluir sangrado, infección y dificultad para orinar. Algunos pacientes también pueden experimentar incontinencia urinaria temporal.

El tiempo de recuperación completa varía según el paciente, pero generalmente se necesitan varias semanas para recuperarse por completo.

Enucleación prostática con energía bipolar o láser

La enucleación prostática con energía bipolar o láser es una técnica quirúrgica utilizada para tratar los problemas relacionados con el agrandamiento benigno de la próstata (BPH).

Esta cirugía se realiza a través de la uretra con una sonda quirúrgica especial, conocida como resectoscopio, que está equipada con un láser o una cuchilla para eliminar el tejido prostático agrandado. El láser de diodo, el láser de holmio y la energía bipolar son las tecnologías más comúnmente utilizadas.

Además de enucleación prostática con láser, la enucleación con energía bipolar ofrece resultados similares en cuanto a mejora en el flujo urinario y reducción del volumen de la próstata.

Esta técnica es menos invasiva que la cirugía tradicional, ya que se realiza a través de la uretra y no requiere la realización de incisiones en la piel.

Los efectos secundarios de la enucleación de próstata con láser o con energía bipolar son generalmente menores que los de la cirugía tradicional. Sin embargo, es importante hablar con el médico acerca de los riesgos y beneficios potenciales antes de decidir qué técnica es mejor según cada caso en particular.

Mira también:Andropausia y cirugía urológicaAndropausia y Cirugía Urológica: ¿Es necesario recurrir a la cirugía para aliviar los síntomas de la andropausia?

Adenomectomía prostática retropúbica

La adenomectomía prostática retropúbica es una cirugía utilizada para tratar un agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna).

La cirugía se realiza mediante la incisión de una pequeña abertura en la pared abdominal, por la cual el cirujano accede a la próstata.

El cirujano extraerá parte de la próstata a través de esta incisión para reducir su tamaño.

La adenomectomía prostática retropúbica puede ser una opción para los hombres con síntomas moderados a graves de la HPB, que no han respondido a otros tratamientos como los medicamentos.

Esta cirugía se realiza con anestesia general y la recuperación lleva de 3 a 6 semanas.

Los hombres pueden experimentar una disminución de la urgencia para orinar, los períodos de micción más cortos, y una mejora general de los síntomas. Sin embargo, los efectos secundarios como la incontinencia urinaria y la disfunción eréctil pueden ocurrir después de la cirugía.

RTU vesical

La RTU vesical es una forma de cirugía usada para tratar los problemas relacionados con la vejiga.

Esta técnica se usa para reparar problemas en la vejiga como el prolapso y el síndrome de la vejiga hiperactiva, que causa problemas con el control de la orina.

Mira también:Salud de las personas mayoresSalud de las personas mayores: 5 formas de mantener su salud y bienestar

La RTU vesical también se puede usar para reparar las complicaciones de las cirugías anteriores, como el cáncer de vejiga.

En la RTU vesical, los cirujanos usan materiales sintéticos, como látex o poliuretano, para rellenar el tejido dañado en la vejiga. Esto ayuda a reparar el tejido y a sostener la vejiga en el lugar correcto.

Los cirujanos también pueden usar aparatos mecánicos para ayudar a calentar y sujetar el tejido. Estos dispositivos son conocidos como soportes de vejiga.

Estos soportes son una forma de apoyo para la vejiga que ayuda a controlar los síntomas de los problemas de la vejiga.

Cirugía de la prótesis de pene

La cirugía de prótesis de pene es un procedimiento quirúrgico en el que se implanta un dispositivo artificial en el pene para tratar la disfunción eréctil.

La cirugía comienza con la colocación de una prótesis en el pene, generalmente hecha de silicona flexible o plástico. Estas prótesis tienen dos cilindros huecos, uno para la arteria y otro para la vena.

Estos cilindros se expanden cuando están llenos de líquido para permitir que el pene se llene de sangre y se mantenga erecto.

La cirugía de prótesis de pene es una operación ambulatoria y generalmente se realiza con anestesia local. El procedimiento dura aproximadamente una hora.

El cirujano incisionará el pene para insertar los cilindros. El sitio de la incisión es discreto y se puede esconder fácilmente.

Después de la cirugía, el paciente debe llevar una prenda de compresión durante dos días para reducir el riesgo de infección. La recuperación completa suele tardar entre tres y seis semanas.

Cirugía de la incurvación de pene

La cirugía de la incurvación de pene es un tipo de procedimiento quirúrgico para corregir una deformidad congénita o adquirida en el pene llamada incurvación del pene.

Esta deformidad causa que el pene se curva hacia abajo y/o hacia un lado, lo que puede hacer difícil o imposible tener relaciones sexuales.

La cirugía de la incurvación de pene se realiza para mejorar la curvatura del pene y reducir el dolor y la incomodidad que pueden estar asociados con esta afección.

La cirugía de la incurvación del pene se realiza con anestesia general y puede tomar de 1 a 2 horas.

Durante el procedimiento, el cirujano trabajará para corregir la curvatura del pene al cortar el tejido fibroso en el lado del pene que está curvado hacia abajo.

El cirujano también puede recomendar un procedimiento de plastia de suspensión, que implica el uso de suturas para asegurar el pene en la posición correcta.

Después del procedimiento, los pacientes generalmente necesitan 1 a 2 semanas para recuperarse.

Cirugía laparoscópica

La cirugía laparoscópica es una forma de cirugía mínimamente invasiva en la que un cirujano utiliza herramientas especiales para realizar una operación a través de pequeñas incisiones en el abdomen.

Esta técnica se usa para tratar una variedad de condiciones, desde cánceres hasta afecciones de órganos como el corazón y el hígado.

Debido a que los cirujanos pueden realizar la cirugía a través de pequeñas incisiones, los pacientes se recuperan más rápidamente y tienen menos dolor, sangrado y cicatrices.

La cirugía laparoscópica se realiza con el paciente bajo anestesia general y un cirujano inserta un tubo delgado y flexible con una cámara en el interior a través de una pequeña incisión en el abdomen. Esta cámara se utiliza para ver el interior del abdomen.

El cirujano también inserta varias herramientas quirúrgicas a través de otras pequeñas incisiones. Estas herramientas permiten al cirujano realizar la cirugía sin tener que abrir el abdomen completamente.

El cirujano puede realizar la operación con mucha precisión, lo que contribuye a una recuperación más rápida.

Antes de la cirugía urológica

Antes de la cirugía

Antes de someterse a una cirugía urológica, es importante que los pacientes sean informados acerca de los posibles riesgos y beneficios de este procedimiento, así como de los cuidados pre y postoperatorios que se deben llevar a cabo.

Esto incluye llevar una dieta adecuada, tomar los medicamentos prescritos por el médico, evitar el consumo de alcohol y el tabaco, y realizar ejercicios de estiramiento y relajación.

La preparación adecuada para una cirugía urológica es esencial para obtener resultados exitosos.

Normalmente, antes de realizar una cirugía urológica se debe:

  • Hacer un ayuno de más de 8 horas después de una comida ligera.
  • No haber tomado medicamentos como aspirinas o anticoagulantes.
  • Ir acompañado por alguien de confianza.

Conclusión: Cirugía urológica

Conclusión - Cirugía urológica

En conclusión, la cirugía urológica es una disciplina médica que se ha desarrollado y mejorado significativamente en los últimos años.

Las nuevas técnicas y tecnologías han permitido a los cirujanos realizar una amplia gama de procedimientos con mayor precisión, seguridad y eficacia.

La cirugía urológica en muchos casos, puede ofrecer una solución más rápida y efectiva para tratar enfermedades y lesiones relacionadas con el aparato urinario.

Esto ha llevado a un aumento en el número de personas que se someten a cirugía urológica, lo que a su vez ha contribuido a mejorar el cuidado de la salud general.

 

Fuentes consultadas:

  • Alliance Urology Specialists. (17 de julio de 2017). 10 Common Urology Procedures. Recuperado de: https://allianceurology.com/common-urology-procedures/
  • Cleveland Clinic. (2019). Minimally Invasive Urological Surgery. Recuperado de: https://my.clevelandclinic.org/health/treatments/17236-minimally-invasive-urological-surgery
  • MU Health Care.(2021). Urologic Surgery. Recuperado de: https://www.muhealth.org/conditions-treatments/urology/urologic-surgery
  • Mayo Clinic. (23 de abril de 2020). Urology. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/departments-centers/urology/home/orc-20336012
  • NHS. (7 de abril de 2015). Urology. Recuperado de: https://www.healthcareers.nhs.uk/explore-roles/doctors/roles-doctors/surgery/urology
  • NIH. (enero de 2011). Urological applications of single-site laparoscopic surgery. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3002016/
  • ScienceDirect. (2022). Urologic Surgery. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/topics/medicine-and-dentistry/urologic-surgery

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre Cirugía urológica: ¿En qué consiste la cirugía urológica adulta?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir
Don`t copy text!