Cómo detectar el grado de incapacidad de tus mayores 👨‍🦳

Cómo detectar el grado de incapacidad de tus mayores

Las personas de edad avanzada suelen experimentar la pérdida progresiva de sus capacidades motoras y cognitivas en una etapa de sus vidas. Esta condición precisa de cuidados especiales, entendiendo que la persona puede llegar a no tener la capacidad de decidir por sí misma sobre su persona o sus bienes.

Sin embargo, el grado de incapacidad lo determinan las autoridades, no quienes le rodean, ya que la incapacitación es una medida de protección de carácter jurídico, sentenciada cuando una persona, sea por enfermedades o deficiencias constantes de carácter físico o psíquico, no puedan gobernarse por sí solas.

El Código Civil español, en su Artículo 200, establece que: “son causas de incapacitación las deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico que impiden a la persona gobernarse por sí mismo”.

Pero… ¿qué significa no poder gobernarse por sí mismo?

Qué significa no poder gobernarse por sí mismo

Cuando una persona mayor presenta dificultades para cubrir necesidades básicas como comer, vestirse, lavarse, arreglarse, reconocer personas o lugares, y además requiere ayuda de otras personas, también, cuando ha tenido un accidente que la ha inmovilizado.

En estos casos, un familiar directo puede iniciar la solicitud ante las instituciones competentes, del procedimiento de incapacitación, solo que quien declara la incapacidad es un juez.

El inicio del procedimiento para declarar la incapacidad en una persona de la tercera edad, lo puede llevar a cabo un familiar involucrado en el entorno familiar, un familiar directo o la misma persona.

La solicitud se hace mediante presentación de informes médicos, entre otros documentos, que certifiquen las causas que justifican la declaración de incapacitación.

El juez que analizará el caso, seguramente requerirá de otros documentos probatorios, que los solicitantes deberán presentar, así mismo, tanto quien solicita la acción como la persona mayor debe comparecer ante el juez para conformar sus respectivas declaraciones.

Determinación de incapacidad en la persona mayor ¿qué procede?

Determinación de incapacidad en la persona mayor

Si se determina la existencia de la incapacidad, se procede a sentenciar y es a través de ella que se conoce la extensión y los límites.

Las dos sentencias posibles en estos casos, son las siguientes:

Incapacidad Total

Es cuando la persona no tiene la capacidad para autogobernarse en ningún acto de su vida. En estos casos se le determina: tutela.

Incapacidad Parcial

En caso de que a la persona se le determine que no tiene la capacidad para autogobernarse solo en determinados actos, se le determina: curatela.

¿Qué implica la tutela?

Qué implica la tutela

Cuando se trata de tutela, la persona asignada para tal función está capacitada legalmente para, en nombre de la persona en condición de incapacidad, tomar las decisiones que correspondan al ámbito personal y patrimonial.

En caso de tutela parcial, las decisiones pueden darse en el ámbito personal, solamente, o en el aspecto que corresponda a lo patrimonial, pero es parcial, ya que la persona puede autogobernarse en algunos actos, estos casos ocurren cuando la persona, tuvo un accidente y no puede caminar, sin embargo, tiene sus capacidades cognitivas intactas, por lo tanto, el tutor es un complemento.

¿Cómo se detecta el grado de incapacidad de los adultos mayores?

Cómo se detecta el grado de incapacidad de los adultos mayores

El grado de incapacidad de los mayores, como ya se explicó, lo determinan las instancias legales, en cambio, los signos iniciales y cotidianos que indican a los miembros de la familia o a los allegados, en caso de no contar con familiares cercanos, que la persona está presentando problemas para atender sus propias necesidades, son:

  • Cuando va a comer: empieza a necesitar ayuda, ya que no coordina los movimientos o genera otras situaciones incómodas, que dejen entrever que algo le está pasando.
  • A la hora de lavarse: está requiriendo algún tipo de asistencia, para cepillarse los dientes, bañarse o ir al aseo.
  • Para vestirse: está presentando dificultad, para abrocharse los pantalones o abotonarse la camisa. Puede llegar a olvidar vestirse o empieza a pedir una prenda que no tiene en el armario.
  • Olvida arreglarse: peinarse, limpiarse la barba, en caso de los hombres, en definitiva, hacer lo que hacía con regularidad para estar presentable ante todos.
  • Cuando empiezan los olvidos: por ejemplo, no sabe dónde colocó las llaves, olvidó que tenía una olla con agua hirviendo en la cocina, es decir, cuando empieza a olvidar quien le dio lo que tiene en las manos, o quien rayó la pared, habiéndolo hecho horas antes, etc., hay signos importantes que indican que hay que llevar al abuelo o a la abuela al médico, en primera instancia.

Más allá de todo lo mencionado, lo más grave, es cuando ya no recuerda el rostro de las personas que le rodean, o de sus propios familiares. Al principio solo es una situación pasajera, pero luego se va tornando más recurrente y por períodos más largos.

Muchas veces los ancianos o ancianas, pierden la noción del tiempo y se les puede ver saliendo en plena noche para ir a visitar a un familiar que ya no existe.

Es importante saber, que para que lo señalado sea tomado como elementos para declarar legalmente una incapacidad, es fundamental que: exista una actitud persistente e inconsciente y que esta produzca una disminución de la capacidad de querer y entender del adulto mayor.

No hay que olvidar ocurre un accidente cerebrovascular, de tránsito o de otro tipo que limita al adulto mayor a tomar las riendas de su vida y requiere de la ayuda de otras personas para vivir el día a día.

En casos de incapacidad para caminar, la familia suele ayudar en casa con el uso de sillas salvaescaleras. Una de las herramientas que mayor uso tiene en la actualidad.

¿Qué hacer antes de iniciar una solicitud de incapacidad para el adulto mayor de la familia?

Qué hacer antes de iniciar una solicitud de incapacidad para el adulto mayor de la familia

Antes de tomar cualquier decisión en el ámbito de la legalidad, es fundamental contar con la asesoría de profesionales en la materia.

En estos casos el perito médico judicial es una acción pertinente que permite acceder a un mundo de posibilidades, ya que se hace una revisión del caso y se presentan todas las posibilidades que acarrea la situación.

 

IMPORTANTE: Si estás viviendo alguna situación como las mencionadas antes por favor busca apoyo y asesoramiento profesional. Esta información es solo educativa y no reemplaza el consejo, el diagnóstico ni el tratamiento profesional.

 

Si te gustó este artículo, quizás también te interese:

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!

Pin It on Pinterest