Síndrome de Deficiencia de Testosterona

Síndrome de Deficiencia de Testosterona

El término andropausia es más que nada coloquial, ya que clínicamente, el nombre utilizado es el de “Síndrome de Deficiencia de Testosterona”.

A diferencia de la menopausia, en el Síndrome de Deficiencia de Testosterona, la emisión hormonal no se interrumpe por completo; sino que solamente disminuye.

¿Qué es la testosterona y para qué sirve?

La testosterona es la hormona masculina que nos hace viriles; genera el crecimiento de vello corporal, de nuestro miembro sexual y de nuestra orgullosamente característica fuerza muscular.

Pero no solo eso, también influye en el funcionamiento de todo nuestro cuerpo y nuestra mente, en la memoria, la concentración y la calidad en la que se forman y mantienen nuestros huesos.

Como consecuencia del Síndrome de Deficiencia de Testosterona el fallo en la producción de ésta hormona -que puede ser a nivel cerebral o a nivel testicular directamente- produce distintas alteraciones en el funcionamiento fisiológico y en la calidad de la vida de los hombres.

¿Y qué hay de los síntomas de la andropausia?

No todos los síntomas de la andropausia son de tipo sexual; como la disminución del deseo sexual, la baja emisión de semen o la disfunción eréctil.

También los testículos pierden su volumen, y la masa muscular de todo el cuerpo disminuye. Mientras que la grasa corporal aumenta, los huesos se debilitan, y la memoria comienza a fallar.

Asimismo se han registrado otros síntomas, como la disminución anormal en el conteo de glóbulos rojos y de los niveles de hemoglobina en la sangre.

Del mismo modo, la andropausia (o Síndrome de Deficiencia de Testosterona) puede tener otros síntomas frecuentes como ansiedad, depresión e insomnio.

¿Cómo se puede tratar la andropausia?

El tratamiento médico de la andropausia utilizado directamente es el de la sustitución hormonal, introduciendo cantidades estrictamente vigiladas de testosterona.

El médico que lo supervise debe de ser un especialista, pues todavía no hay un estándar protocolizado para definir cuáles son los niveles bajos de testosterona.

Mucha de la sintomatología del síndrome de deficiencia de testosterona está también relacionada con la obesidad, la diabetes y problemas cardiovasculares.

Sin embargo, existen muchos métodos para contrarrestar y prevenir éste problema.

Conclusión: Síndrome de Deficiencia de Testosterona

Si tú ya has pasado de los cuarenta años de edad, te recomendamos que comiences a velar por tu salud.

Tal vez no padezcas ningún síntoma, ni tengas conflictos en tu personalidad, y tu vida sexual funcione mejor que nunca. No obstante, sería bueno que ya comenzaras a visitar a un urólogo y te hicieras chequeos periódicamente.

Considera la calidad de los alimentos que comes, y ve disminuyendo tu consumo de alcohol y otras drogas recreativas.

Puedes evitar los trastornos del Síndrome de Deficiencia de Testosterona fácilmente si te informas bien, y vives un estilo de vida saludable.

 

¿Has experimentado algunos de los síntomas mencionados? Dejanos un comentario debajo, nos encantará leerlo y compartirlo con nuestra comunidad 😉

 

IMPORTANTE: Ante cualquier duda que tengas con respecto a tu salud, por favor consulta con un profesional médico.

 

Quizás también te interese:

 

Si te ha sido de utilidad este artículo compártelo en tus redes sociales favoritas, para hacerlo llegar a más personas... Muchas gracias 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!