Cuando pasamos los cuarenta años de edad, tanto hombres como mujeres, entramos en la Crisis de la Edad Madura. Tenemos cambios en nuestra vida muy drásticos.

Nos damos cuenta de que ya pasó la mitad de nuestra vida, y de todas las cosas que quisiéramos hacer, que tal vez la edad ya no nos lo permita, o que tal vez tenemos un segundo aire que nos puede llevar hasta donde nosotros queramos si le ponemos el entusiasmo y el trabajo que se necesita.

Sin embargo hay algo en el fondo que no termina de satisfacernos, que no termina de dejarnos en paz, y que nos hace sentir cansados y abatidos hasta cierto nivel.

Si te enojas por todo y por nada; tienes noches de insomnio y estados depresivos constantes sin razón, probablemente estés entrando al Climaterio Masculino o Andropausia.

Sin embargo cabe aclarar que el Climaterio Masculino realmente no existe, es una invención pura que define problemas similares a los que tienen las mujeres cuando llegan a la Menopausia, pero la realidad es que a nosotros los hombres no nos pasa lo mismo que a ellas.

Nuestra condición simplemente obedece a una baja en la producción de la testosterona, que a diferencia de las mujeres, puede reavivarse a través de un tratamiento para la andropausia estricto y de un cambio radical en nuestros hábitos.

Los hombres, a diferencia de las mujeres podemos reproducirnos hasta los cien años de edad, y nunca terminamos de ser sexualmente funcionales.

La andropausia, que en realidad se se llama Hipogonadismo o Deficiencia en la Producción de Testosterona, es en sí un problema de salud que podemos atribuírselo a la edad, pero que de cualquier modo puede tratarse exitosamente mediante un tratamiento médico.

 

Todo comienza con la falta de interés por ir al médico y hacernos un chequeo general.

Suele suceder que casi siempre acudimos a un doctor cuando ya los problemas han sobrepasado nuestra capacidad para tolerarlos, y comienzan a desestabilizar nuestra vida.

Muchos de nosotros movidos por la desesperación hacemos cosas a ésta edad que no tendríamos que hacer si tuviésemos la información adecuada de manera oportuna.

Es importante realizarse un chequeo hormonal ya que con la andropausia estamos pasando por un problema de salud principalmente. Lo cierto es que necesitamos un tratamiento de testosterona supervisado por un doctor.

La andropausia es una etapa de la vida, pero también puede volverse un problema de salud pero que afortunadamente puede tratarse.

No te desanimes y atiéndete. No está de más ir al psicólogo ni está demás tampoco cambiar tus hábitos de alimentación. Visita a tu médico de confianza.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest