La andropausia es la etapa en la vida de un hombre cuando sus glándulas sexuales comienzan a perder actividad progresivamente.

Cuando estas glándulas dejan de funcionar,  comienzan a dejar de producir testosterona,  la hormona sexual masculina que les da a los hombres su característica facilidad para desarrollar masa muscular y adquirir fuerza, además de que también se encarga de mantener una densidad ósea fuerte, producen los cambios físicos durante la pubertad, entre muchas otros procesos.

Con la progresiva falta de producción de testosterona, se comienzan a deteriorar los huesos, el libido se reduce, la piel comienza arrugarse, llegan los problemas de circulación, en algunos casos causa dolores de cabeza frecuentes, sudoraciones nocturnas, y también produce efectos psicológicos como ansiedad, irritabilidad y depresión.

La andropausia viene de manera natural a muchos hombres a una edad entre los 40 y 50 años, por lo que forma parte del proceso de envejecimiento. Desafortunadamente, la andropausia es un tema muy poco hablado en comparación de la menopausia, que prácticamente es el mismo proceso pero en las mujeres, posiblemente porque los hombres no les gusta hablar de sus debilidades, sin embargo esta es una etapa natural por la que todos pasan y es necesario hablar de esto para poder sobrellevar de la mejor manera este proceso tan difícil.

Aunque la andropausia llega hasta la edad adulta madura, los niveles de testosterona en los hombres comienzan a bajar a partir de los 30 años de edad, sin embargo es en pequeña medida pero conforme van pasando los años, los niveles de testosterona son aún menos dando lugar poco a poco a la andropausia.

Se sabe que un hombre comienza en su etapa más pronunciada de la andropausia cuando:

  • Los músculos se vuelven más delgados y flácidos.
  • Fatiga cada vez más pronunciada.
  • La piel y el cabello tienden a secarse y debilitarse, aparecen arrugas.
  • El vello genital comienza a desaparecer
  • Problemas de circulación que produce pies y manos frías, baja tolerancia al frío.
  • Bajo rendimiento sexual, disminución de la libido.
  • Problemas emocionales como depresión, aislamiento e irritabilidad.
  • Sudoraciones, constipación digestiva, hormigueo en manos y pies.

Para tratar síntomas muy fuertes de la andropausia que puedan afectar la vida cotidiana de la persona, existen tratamientos para suministrar testosterona ya sea inyectado, tomado o aplicado sobre la piel, para eso es necesario que acuda a su médico para asignarle el tratamiento más adecuado para cada persona y se les de las indicaciones pertinentes.

Para poder sobrellevar de una mejor manera esta etapa en la vida, es altamente recomendable comenzar un estilo de vida lejos del estrés, también es importante mantener una vida sexual activa y sobre todo, ya que se trata también de un asunto psicológico, es de gran ayuda sentirse apoyados por las personas más cercana como la pareja, hijos, amigos quienes también estén pasando por esta etapa, etc., para sentirse apoyados y comprendidos, sin duda es el momento ideal para dejar atrás el orgullo y comenzar a cuidarse a sí  mismo con ayuda de sus allegados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest