La enfermedad de la Peyronie ▷ Enfermedad del pene torcido: Qué es, Causas, Síntomas y Tratamientos [Actualizado 2020]

La enfermedad de la Peyronie - Enfermedad del pene torcido

Si eres hombre y sufres erecciones curvas que provocan dolor, probablemente padezcas una enfermedad que se denomina Peyronie.

En este artículo te contaremos qué es esta enfermedad, cuáles son sus síntomas, qué la causa y los tratamientos disponibles en la actualidad.

¿Qué es la enfermedad de La Peyronie?

Qué es la enfermedad de La Peyronie

Se trata del término que se utiliza para dar nombre a la dolencia conocida como la enfermedad del pene torcido, una patología que afecta a muchos hombres pero que también es considerablemente desconocida entre la población masculina.

Es conveniente informarse sobre esta dolencia por sus molestas consecuencias y porque en la actualidad existen tratamientos para buscar una solución.

Síntomas de la enfermedad de La Peyronie

Síntomas de la enfermedad de La Peyronie

Los síntomas de La Peyronie son variados y fáciles de identificar, y pueden surgir de forma paulatina o rápida.

Para empezar, debemos poner atención a si bajo la piel del falo, con el tacto, notamos bultos blandos o partes del tejido con un dureza inusual.

Este suele ser uno de los primeros signos que denotan la presencia de la enfermedad.

Otros síntomas esclarecedores son las erecciones con una curvatura más pronunciada de lo habitual, tanto hacia arriba, hacia abajo o hacia algún lado.

En este sentido, el dolor en el pene es también un signo claro, y puede producirse tanto con el pene en erección o en estado flácido.

De la misma forma, la Peyronie puede provocar problemas de erección e incluso, en algunos casos, acortamiento del pene.

Si detectamos alguno de estos síntomas, la mejor opción es acudir al médico cuanto antes para buscar un tratamiento rápido y eficaz que evite las molestias que produce esta enfermedad.

Posibles consecuencias de la Peyronie en los hombres

Posibles consecuencias de la Peyronie en los hombres

Además de los síntomas, también es importante conocer las posibles consecuencias de La Peyronie en los hombres si no se trata esta patología.

Una de las más habituales es la de tener problemas para mantener relaciones sexuales, debido a la excesiva curvatura en erección y también al dolor interior.

Mientras se padece esta enfermedad, también existe la posibilidad de sufrir daños en el miembro durante la práctica de la actividad deportiva.

Causas de la enfermedad de La Peyronie

Causas de la enfermedad de La Peyronie

En la actualidad, la medicina investiga el origen de esta dolencia, puesto que no existe consenso a si se debe a factores hereditarios o lesiones.

Sin embargo, sí es cierto que las personas en cuya familia existen antecedentes de la Peyronie tienen un riesgo mayor de padecer la enfermedad.

Además, la edad también es un factor a tener en cuenta, puesto que esta patología predomina en hombres que superan los 55 años de vida.

Por otro lado, también es destacable que aquellos hombres que padecen trastorno del tejido conjuntivo son más propensos a tener la enfermedad del “pene torcido” que el resto.

Se trata de una patología que, debido a los problemas que conlleva, puede también causar estrés y ansiedad en los hombres que la sufren, una consecuencia clara del trastorno que supone para el desarrollo de una vida y una rutina diaria normal.

¿Cómo se puede tratar la Peyronie?

Cómo se puede tratar la Peyronie

Te estarás preguntando ¿cómo se cura la enfermedad de Peyronie?… Pues bien, para evitar o poner remedio a los problemas que derivan de esta enfermedad, la mejor opción es ponerse en manos de los médicos para conocer cuál es el tratamiento más adecuado para cada caso.

En la actualidad, tal y como defiende el doctor Eduardo García Cruz en su blog, existen diversas vías farmacológicas y físicas para tratar esta dolencia como principales medidas para evitar el paso por el quirófano, que es otra alternativa más.

Para empezar, se encuentran los tratamientos orales. Si bien la evidencia científica dice que son los que hasta el momento han tenido menor efectividad, se pueden llevar a cabo con compuestos como la colchicina, el tamoxifeno, la Vitamina E o la pentoxifilina.

También se encuentra la opción de los tratamientos tópicos con geles o cremas, aunque se trata de una elección con, hasta ahora, un bajo índice de éxito.

Si se quiere profundizar en tratamientos más agresivos, se puede hablar de tratamientos intralesionales que implican inyectar un fármaco como la colagenasa directamente en la zona que provoca dolor en el pene, es decir, en la placa fibrótica.

Se trata de una opción molesta, pero de las que más efectividad han mostrado hasta la fecha.

También, en cuanto a tratamientos físicos, se ha investigado con corrientes eléctricas, aunque con bajos resultados.

La radiación o las sondas de choque sí han demostrado un principio de éxito para disminuir la molesta curvatura del pene.

Investigaciones con células madre para tratar la Peyronie

Investigaciones con células madre para tratar la Peyronie

Ante el tímido éxito de los tratamientos que se han utilizado hasta ahora para curar la Peyronie, la investigación médica se centra ahora en el desarrollo de alternativas basadas en la utilización de células madre.

De hecho, en un reciente estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy Sciences, se habla de resultados prometedores de las técnicas con células madre para luchar contra los síntomas de la enfermedad de la Peyronie que afecta a entre el 3% y el 10% de los hombres.

En cualquier caso, ante síntomas claros como el dolor, la deformidad en el pene con una curvatura excesivamente pronunciada o el acortamiento del mismo, el primer paso a seguir será acudir a la consulta de un profesional.

De esta forma, bajo la supervisión del médico o, concretamente, de un urólogo, será más fácil dar con un diagnóstico preciso de la Peyronie y buscar la mejor solución para cada situación.

 

IMPORTANTE: Por favor comprende que esta información es solo educativa y no reemplaza el consejo o diagnóstico médico profesional. Si tienes alguna duda con respecto a tu salud consulta con tu médico de confianza.

 

Quizás también te interese:

 

Si te ha sido de utilidad este artículo compártelo en tus redes sociales favoritas, para hacerlo llegar a más personas... Muchas gracias 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (GDPR) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

Responsable: Ramiro Rementería.

Finalidad: Moderar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: RAIOLA NETWORKS, S.L.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!