Estenosis de Uretra (o Estenosis Uretral) en el hombre 【Actualizado 2019】

Estenosis de Uretra (o Estenosis Uretral) en el hombre 【Actualizado 2019】

La estenosis uretral, es una cicatriz, que produce un estrechamiento del conducto que transporta la orina hacia afuera del cuerpo, es decir de la uretra.

La estenosis de uretra limita el flujo de orina que viene de la vejiga y normalmente ocasiona diversos problemas de salud en el tracto urinario como infecciones y/o inflación.

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la estenosis de la uretra: qué es, síntomas, causas, diagnóstico y tratamientos.

Estenosis uretral: Qué es

Estenosis uretral - Qué es

La estenosis de uretra es una estrechez de la uretra. Esta, que es un conducto que conecta la vejiga de nuestro interior con el exterior y que tiene una longitud variable dependiendo del sexo de la persona, puede sufrir una reducción del calibre, provocando un caudal entrecortado o sin apenas fuerza.

La función de la uretra es excretora y, en el caso de los hombres, también reproductora, y eso hace que su tratamiento sea especialmente delicado, sobre todo con enfermedades como esta.

Esta estenosis de uretra, es decir esta estrechez, puede producirse debido a una malformación congénita del neonato en el tracto urinario, o también a una infección sufrida en el mismo durante la etapa adulta.

Sea como fuere, es algo que afecta seriamente a la micción, o lo que es lo mismo, al proceso de orinar, llegando incluso a impedirla por completo y generando unas complicaciones que pueden ser bastante graves.

Y es que nuestro organismo necesita deshacerse de los desechos a través del aparato excretor en general y de la orina en particular.

La estrechez del conducto de uretra es algo que muchos hombres confunden con problemas de próstata, pero que en realidad ataca a otra parte del cuerpo tanto o más delicada que esta.

Las dificultades a la hora de orinar que, en ocasiones, se manifiestan como la dificultad para vaciar toda la vejiga, han sido tradicionalmente indicios de que podría existir algún problema hiperplasia benigna o cáncer de próstata, una afección común en hombres mayores de 45 años.

Si alguna vez has tenido esa sensación al ir al baño, es posible que te hayas asustado pensando en que podría ser ese tu caso.

La estenosis uretral se manifiesta de igual manera, con un chorro entrecortado o demasiado flojo e incluso sensación de urgencia, entre otras tantas posibilidades.

Su tratamiento es algo que requiere un diagnóstico rápido y preciso, dado que las similitudes de los síntomas con respecto a los propios de un problema de próstata son demasiado elevadas, pero su deriva puede ser completamente diferente.

Estenosis uretral: Causas

Estenosis uretral - Causas

Como mencionamos antes, la estenosis de uretra puede tener causas congénitas, presentándose al nacer, pero esto es poco frecuente, o bien puede ser producida por traumatismos o infecciones.

Aunque cabe aclarar que si bien se puede dar en ambos casos lo más frecuente es que sea causada por una lesión previa.

La estenosis uretral también puede ser causada por un tejido cicatricial o una hinchazón que sea producto de una cirugía.

Y en pocas situaciones puede ser producto de la presión de un tumor que se esté originando y creciendo en la cercanía de la uretra.

Asimismo, la estenosis uretral puede presentar también en las mujeres, pero es menos frecuente.

En resumen, los factores que incrementan el riesgo de una estenosis uretral son los siguientes:

  • Una ITS (enfermedad de transmisión sexual).
  • Una lesión o un traumatismo en la zona de la uretra o de la pelvis.
  • Procedimientos en la uretra donde se utilizan sondas (como cistoscopios o catéteres).
  • Hiperplasia prostática benigna (HPB).
  • Uretritis repetitiva.
  • Una próstata agrandada o bien una cirugía previa que se haya realizado para extirpar o disminuir el agrandamiento de una glándula prostática.
  • Cáncer de próstata o de uretra.
  • Radioterapia.

Estenosis de uretra: Síntomas

Estenosis de uretra - Síntomas

A continuación, te contamos los síntomas y signos más comunes de la estenosis uretral:

  • Dificultad y dolor al orinar.
  • Un vaciamiento incompleto de la vejiga.
  • Reducción del flujo de orina.
  • Pulverización del chorro de orina.
  • Infección en las vías urinarias.
  • Aumento de la necesidad de micción y de orinar con mayor frecuencia.

Es aconsejable acudir a un especialista en caso de notar los síntomas antes citados, ya que pueden ofrecer la solución más rápida para evitar que la estenosis uretral derive en algo más grave.

No es un tema para que dejes pasar las semanas sin acudir al médico, tal y como nos comenta el Dr. Natalio Cruz, director del Centro Médico Colón15 y jefe de servicios médicos de la Clínica Andromedi de Sevilla: “hay que actuar cuanto antes, ya que puede derivar en infecciones de orina y en otros problemas mayores”.

¿Cuándo se debe contactar a un médico?

Si has presentado alguno de los signos y síntomas de estenosis uretral anteriormente comentados deberías contactar a un médico a la brevedad.

¿Qué sucede si no se trata a tiempo?

En el caso de no acudir a un médico o centro para seguir el tratamiento adecuado para la estenosis uretral, el organismo puede verse bastante afectado.

Como bien nos explica el doctor Cruz, la presión constante puede acabar destruyendo el músculo de la vejiga, provocando así una incapacidad total para orinar, como también el ascenso de la orina desde la vejiga hasta los riñones, lo que acabaría causando una insuficiencia renal irreparable que, a su vez, podría derivar en un fallo renal absoluto.

Lo peor de esta situación es que la persona que la sufra puede pensar que se encuentra en perfecto estado.

Aunque se orine cómodamente, si se detectan irregularidades en relación con el chorro, o incluso ciertas molestias de vez en cuando, es aconsejable acudir a médicos para que hagan un seguimiento adecuado y consideren si está todo en orden o no.

No tratar la estenosis de la uretra a tiempo puede causar otros problemas mucho peores.

Estenosis de uretra: Diagnóstico

Estenosis de uretra - Diagnóstico

Para realizar el diagnóstico de la estenosis de uretra el médico normalmente pedirá los siguientes exámenes:

  • Uretrocistografía: es un exámen en el cual se administra un contraste a través de la uretra y luego se somete al paciente a una radiografía, de manera que se pueda detectar con exactitud dónde está la estrechez, mostrando cuál es la parte afectada. Permite conocer la ubicación exacta y la longitud de la estrechez.
  • Uroflujometría: consiste orinar en un recipiente de modo que se pueda medir y evaluar la potencia con la que la orina sale.
  • Uretrocistoscopia: consiste en introducir una pequeña cámara en la uretra de modo que el médico pueda observar el conducto. El profesional irá avanzando por la uretra hasta que encuentre la estrechez.
  • Ecografía de vejiga: permite confirmar si se ha producido un deterioro vesical como consecuencia de la estrechez, ya que en ocasiones como resultado de que la vejiga debe realizar más fuerza para poder orinar debido a la estrechez, ésta se vuelve más musculosa y gruesa lo que puede provocar una patología llamada vejiga de lucha.
  • Ecografía de riñones: es otro estudio que el médico puede solicitar.

Otros exámenes que también se pueden solicitar son:

  • Análisis de orina.
  • Exámenes de gonorrea y clamidia.
  • Urocultivo.
  • Medición de residuo posmiccional.
  • Tasa de flujo urinario.

Con todos estos exámenes se podrá revelar, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Si hay una disminución del chorro de orina.
  • Si hay secreción uretral.
  • Si hay un agrandamiento o sensibilidad en la próstata.
  • Si los ganglios linfáticos están inflamados en la ingle.
  • Si hay una vejiga distendida.
  • Si hay una inflamación o endurecimiento del pene.
  • Si hay un endurecimiento de la superficie inferior del pene.

Cuando el médico haya identificado la anatomía de la estrechez, es decir conozca con detalle la localización, la medida y las causas, podrá proponer un plan de tratamiento.

Estenosis uretral: Tratamiento

Estenosis uretral - Tratamiento

A diferencia de otras dolencias, el camino a seguir con la estenosis de uretra es el tratamiento quirúrgico.

De nuevo, según las palabras del especialista en salud Natalio Cruz, cabe destacar que no existe un tipo de intervención concreta para tratar la estenosis uretral y que siempre se ha de informar al paciente de todos los detalles del proceso a seguir.

En algunas ocasiones, sobre todo en aquellas en las que se trata de algo congénito, es habitual que se opte por realizar una uretrotomía endoscópica.

Es una intervención poco invasiva y que se realiza con bastante facilidad, que exige que no haya fibrosis y que el problema se extienda en una longitud bastante corta, pero que tiene una tasa de éxito del 40% aproximadamente.

No es el proceso con mejores resultados, pero sí el más seguro. Cualquier otra operación quirúrgica implica una cirugía abierta que bien puede ser directamente la eliminación de la parte enferma y la reconexión entre los dos cabos restantes del segmento uretral, o bien una sustitución de la parte afectada con otra compatible.

En este último caso, como señala el Dr. Cruz, se ha comprobado que la mucosa bucal funciona como injerto perfecto para esta operación dada su altísima compatibilidad.

De hecho, tras pasar por una intervención de este tipo, con una tasa de éxito que ronda el 90%, el paciente puede comer con normalidad al día siguiente, y tener la tranquilidad de saber que el problema ya ha sido resuelto.

El tratamiento ideal para la estenosis uretral variará de acuerdo al sitio y ubicación de la estrechez:

  • Estrechez de uretra anterior: se suele arreglar realizando una uretroplastía con injerto, es decir reconstruyendo la uretra. Para llevarlo a cabo comúnmente se usa un injerto de la mucosa de la boca. Para ello se extrae un pedacito de la pared interna de la mejilla y luego se lo pega en el área dañada y estrechada.
  • Estrechez de uretra posterior: en este caso se suele realizar una uretroplastía término terminal. La cual es un procedimiento en la que se reseca la porción de la uretra que está estrechada y dañada y se conectan luego los dos extremos sanos.

En algunos casos con características muy específicas se pueden recomendar una cirugía endoscópica, la cual es un procedimiento similar a la uretrocistoscopía, donde se introduce una cámara por la uretra y, con un bisturí, se va abriendo la zona angosta del conducto.

Postoperatorio

La recuperación suele ser bastante rápida, con un ingreso en el centro que no se prolongue durante más de 3 días, salvo que surjan complicaciones.

No obstante, esto obedecerá de acuerdo al tipo de cirugía que haya sido realizada.

En los casos leves, que hayan sido tratados con dilataciones, el paciente normalmente podrá irse a su casa después del procedimiento.

Sin embargo, en otros casos más complejos, que puedan precisar plastias, puede ser necesario que el paciente tenga dos o tres días de ingreso.

También suele ser necesario que el paciente lleve una sonda urinaria durante algunos días tras la cirugía.

A excepción de las infecciones urinarias, la complicación más frecuente de estos procedimientos suele ser que la estenosis uretral puede volver a aparecer, incluso varios años después de la intervención, por lo cual siempre se aconseja hacer un seguimiento prolongado.

Expectativas (pronóstico)

Normalmente con el tratamiento adecuado el desenlace clínico suele ser muy bueno, aunque a veces puede ser necesario repetir el proceso con el fin de eliminar el tejido cicatricial.

En algunos casos la estenosis uretral puede obstruir por completo el flujo de la orina, por lo cual se puede producir una retención urinaria súbita que debe ser tratada con rapidez e inmediatez, ya que una obstrucción prolongada puede provocar un daño permanente tanto en la vejiga como en los riñones.

Prevención: Cómo evitar estenosis uretral

Una de las medidas a tomar es protegerse al tener relaciones sexuales, lo cual disminuirá los riesgos de ITS y por lo tanto de presentar estenosis uretral.

Asimismo, tratar de manera rápida la estenosis de uretra puede ayudar a prevenir otras complicaciones de los riñones y la vejiga.

Conclusión: Estenosis uretral en hombres

Conclusión Estenosis uretral en hombres

La estenosis uretral puede camuflarse como un problema puntual al orinar, pero a la vista queda que su seguimiento es importantísimo para gozar de una buena salud.

Cada vez más pacientes acuden a sus médicos de cabecera o al urólogo con dudas con respecto a su problema de estenosis de uretra, ya que afortunadamente cada vez más se dan cuenta de lo importante que es vigilarla.

Cuéntanos en los comentarios ¿si has tenido alguno de los síntomas de la estenosis de uretra que mencionamos antes? Nos encantará conocer tu experiencia y compartirla con nuestra comunidad.

 

IMPORTANTE: Ten en cuenta que esta información es meramente educativa y no sustituye de ninguna manera la opinión ni el diagnóstico o tratamiento médico profesional. Si tienes dudas sobre tu salud, busca el consejo de un profesional cualificado.

 

 

Quizás también te interese:

 

Si te ha sido de utilidad este artículo compártelo en tus redes sociales favoritas, para hacerlo llegar a más personas... Muchas gracias 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (GDPR) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

Responsable: Ramiro Rementería.

Finalidad: Moderar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: RAIOLA NETWORKS, S.L.

Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!